Single post

Camino francés:Torres del Río-Logroño

Me levanto temprano para poder seguir mi camino,esta vez desde Torres del Río hasta Logroño,donde buscaré un hostal para descansar.

Salgo de Torres del Río,por la parte alta del pueblo y dejando atrás al cementerio,con mi mochila y sobre todo con una cámara.En este camino habrá un poco más de dificultad,ya que hay un relieve montañoso con muchas subidas.Así voy caminando,caminando y paso la nacional N-111. Allí una pendiente empezará a subir(es la parte,creo yo,más díficil)y después de una hora y media llego al punto más alto de esa montaña,a una altitud aproximadamente de 600 metros al nivel del mar.Al llegar allí me siento y me tomo un pequeño bocadillo para desayunar.  

A partir de allí el camino es toda una bajada.Me cruzó otra vez con la N-111,aunque esta vez me queda por la derecha.

A partir de allí puedes elegir dos caminos:

El primero,es ir siguiendo el arcén de la nacionalidad con la que nos hemos cruzado y seguir otra vez el camino a unos menos de 2 kilómetros.

El segundo,y el más recomendable, es ir siguiendo la señalización, donde después de 11 kilómetros desde la salida llegarás al único punto intermedio entre torres del Río y Logroño,una hermosa ciudad que recibió el nombre de Viana. Allí podremos descansar como ir a observar la famosa iglesia de Santa María.

De Viana, diré que es una ciudad fortificada, fundada por el rey Sancho el Fuerte en el siglo XIII con finalidad defensiva, dada su condición fronteriza. Aquí vivió César Borgia, hijo del papa Alejandro VI, muerto durante la batalla de Mendavia (1507). Sus restos descansan dentro de la iglesia de Santa María, gótica y renacentista, iniciada en el siglo XIII, pero con importantes reformas posteriores. En la misma plaza donde se encuentra la iglesia está el edificio del Ayuntamiento (siglo XVII), de fachada barroca. En el núcleo antiguo se conservan bellos palacetes y casonas, la mayor parte de las cuales todavía muestran el escudo nobiliario medieval.

Desde Viana hasta Logroño poco más de 9 kms me separan, no es la parte más difícil pues practicamente todo es bajada. Bien provista y con paso firme sigo esta etapa lo mejor que puedo.

Paso por el camino que cruza el casco antiguo de Viana hasta salir y dirigirme hacia la nacional. A casi 3 kms de distancia me encuentro con la ermita de la Virgen de las Cuevas, aquí tomamos un camino a  la derecha que más adelante me lleva de nuevo a la nacional.

Una vez salgo a la nacional y algo más de 2,5 kms andando me encuentro con la fábrica de la papelera, paso por debajo de varias rondas de circunvalación, y subo por la ladera oeste del Monte Cantabria.

En el descenso a la capital ya no nos recibe Doña Felisa, desaparecida a finales del 2002, entrañable señora que ofrecía “agua, higos y amor” a todos los peregrinos. Ahora la tradición la continúa su hija, que también sella la credencial. Al final de la larga bajada, entramos en Logroño por el Puente de Piedra sobre el río Ebro.

Una vez ya en Logroño me dirijo a mi albergue para poder comer y descansar, la etapa de hoy fue bastante facil pero agotadora.

Sobre Logroño

Logroño ha conservado con orgullo su pasado histórico sin restringir su desarrollo futuro. Junto con el centro de la ciudad antigua reformada, su diseño moderno tiene grandes calles, avenidas, parques y jardines. Además, es una ciudad de grandes servicios y muchas posibilidades para el ocio y el tiempo libre. Las actividades comerciales de antaño ubica la ciudad en las mejores rutas comerciales en el territorio ibérico. Hoy en día sigue siendo una identidad y función de orgullo en el Logroño moderno.

En 1997, el Ministerio de Economía distinguió la calidad y la tradición del comercio Logroño, otorgándoles el premio de la mejor ciudad comercial de España. Un título cuya importancia puede justificarse con sólo un corto paseo por las principales calles de Logroño. Hoy en día es muy agradable para caminar arriba y abajo de la Calle Portales, eje y centro de uno de los grandes hitos de la memoria histórica de esta ciudad. Desde su remodelación y peatonalización en 1995, Calle Portales ha recuperado la vitalidad y el encanto de tiempos pasados donde disfrutar de un centro relajado. En este tradicional calle de Logroño las tiendas más típicas de la ciudad se encuentran en perfecta convivencia con los establecimientos más modernos, dando forma a una oferta rica y valiosa.

Clima
El clima de Logroño es continental templado. La temperatura en invierno es de alrededor de -5 ° C, mientras que en verano los termómetros superan los 35 ° C. Los vientos que afectan a la ciudad son: por el norte, el “Cierzo”, desde el Sur, el “Abrego”: desde el este, “Solano”, y por el oeste, el “Castellano”. Los vientos intermedios son, del noreste, el “Navarrico”, desde el noroeste, “Regañón”, desde el suroeste, la “Burgalés” y desde el sureste, el “Soriano”.

Cuándo ir
Debido a la variada agenda turística de Logroño, a las actividades recreativas que se ofrecen en sus espacios culturales y naturales, y al hecho de que el verano y el invierno no presentan temperaturas extremas, es un destino a tener en cuenta durante todo el año.

theme by teslathemes