Single post

Preparar un viaje a África (II)

Si en el primer artículo de esta serie de dos hablábamos de la documentación y de los medicamentos que es preciso llevar en un viaje a África Central en el que vamos a visitar, por carretera diversos países y parajes. Vamos, en este segundo, a ver qué deberíamos incorporar a la maleta.

Para empezar, pensemos que es preferible usar una maleta flexible, ya que éstas suelen ir sobre las bacas de los coches y, por cuestión de espacio, es preferible que sea así. En cuanto al tamaño, cada no ha de elegirlo según sus necesidades, de modo que sólo diremos que éste ha de ser “razonable”.

Preparar un viaje a África

Como no vamos a lucirnos y lo más probable es que continente, contenido y portador acaben llenos de polvo, lo ideal es que tanto la maleta como la ropa sean tan cómodas como podamos. Además, en muchos lugares se puede encontrar un autoservicio de lavandería a muy buen precio, con que no es necesario llevarnos demasiada ropa.

Ropa cómoda y versátil

Tengamos en cuenta, además de la comodidad, los fortísimos cambios de temperatura que se producen en algunas latitudes entre el día y la noche. También hemos de incorporar al equipaje un bañador, habida cuenta de que en muchos de los hoteles existe piscina, por no habar de las playas, simplemente deliciosas, de algunas costas.

En definitiva, la ropa que llevemos va a quedar llena de polvo y otras manchas más complicadas de eliminar, de modo que lo ideal es que sea vieja o barata, de la que no nos importe echar a perder o incuso regalar, pues son muchos los que nos agradecerán una prenda usada, por sucia que esté.

No todo es calor

Eso sí: los colores claritos, de los que no atrapan el calor: blancos ocres, marrones… Sereguetti más camiseta negra durante el día igual a mucho calor. Avisado quedas. Eso sí: como en Europa, no en todos los sitios de África hace calor. Piensa e infórmate del clima de los lugares que tienes previsto visitar.

En cuanto al calzado, en principio nos bastarán unas zapatillas, salvo que preveamos alguna excursión por lugares más agrestes y rocosos, en cuyo caso incorporaremos también unas botas de montaña.

Como si de un viaje en coche largo se tratara

Completaremos estas prendas con los objetos que solemos llevar para un viaje largo en coche, ya que será en él donde pasaremos muchas horas, sobre todo si vamos a visitar un parque nacional, donde sólo se puede bajar del coche durante determinadas horas –que no son muchas-.

Como el uso del móvil es casi tan común en África como en Europa, podemos llevarnos, si queremos, nuestro terminal: las zonas con cobertura abarcan un amplísimo porcentaje del continente. Tengamos en cuenta, eso sí, las tarifas de roaming. Otro elemento necesario será el adaptador de corriente universal para poder usar nuestros aparatos en los distintos enchufes, que varían de un país a otro.

Ya nos queda poco espacio en la maleta: metamos los productos de higiene, eso sí, sin olor, para evitar unos mosquitos de los que también nos libraremos con un repelente –agradeceremos que sea de los fuertes- y, ya en el rincón que nos queda, unos prismáticos para ver a los pocos animales que no se nos acercarán con curiosidad al coche.

¡Hala! En dos artículos estamos listos para viajar a África.

theme by teslathemes