Single post

Pueblos con leyendas (I): pueblos abandonados con leyendas malditas

Se podría trazar en España una ruta de pueblos a visitar que están tocados por leyendas malditas. En algunos casos se trata de lugares abandonados sobre los que circulan rumores, historias perdidas en el tiempo que nadie ha podido demostrar y que son cubiertos por un halo de misterio que persiste a pesar de que apenas quedan ya ruinas para demostrar que alguna vez han existido.

Repasemos algunos de estos pueblos que ya podrían considerarse fantasmas y los misterios que los envuelven.

Las ánimas de Belchite

Belchite fue el escenario de una de las batallas más conocidas y más cruentas de la Guerra Civil Española. Se calcula que más de seis mil personas perdieron la vida en ese campo de batalla que dejó totalmente destruido al pueblo Zaragozano. Cuándo acabó la guerra, se decidió que en vez de reconstruir el antiguo emplazamiento, se levantaría un nuevo pueblo con el mismo nombre a poca distancia de allí.

Así pues sus calles quedaron desiertas y sus casas, medio destruidas, se han ido deteriorando con el paso del tiempo. Sin embargo se ha convertido en uno de los principales destinos para los aficionados a las ciencias ocultas, que afirman escuchar en sus calles voces fantasmales que no proceden de otras personas y ruidos de disparos y aviones como los que se debían de escuchar durante las batallas.

Se dice que aún se puede oir repicar las campanas de la iglesia y que arriba, junto a ellas en el campanario, se ha podido ver a un niño que aparece y desaparece gritando para avisar al pueblo de que se esconda.

La Cornudilla y la extraña huida de sus habitantes

En los años cincuenta, todos los habitantes de este pueblo valenciano dejaron sus casas y se marcharon para no volver más. Durante mucho tiempo el misterio envolvió este acontecimiento hasta que ya en el presente siglo se realizó una investigación por parte de una revista especializada en fenómenos paranormales. Entonces surgió la leyenda.

A penas queda nada ya del pueblo, más que unos muros. Se dice que un niño murió en un profundo pozo del pueblo y a partir de ahí ya nunca más conocieron la paz. Gritos en la noche, ruidos de pasos, apariciones espectrales y sonidos de cadenas.

En especial saliendo de la llamada casa de los ruidos, algo separada del resto del pueblo y de dónde parecían surgir los sonidos más aterradores. Aun sigue en pie y es visitada por muchos amantes del misterio.

theme by teslathemes